Para los niños trabajamos porque ellos son los que saben querer, porque ellos son la esperanza del mundo y porque queremos que nos quieran y nos sientan como COSA de su CORAZON . Y si algún niño de América me encuentra por el mundo diga donde todo el mundo pueda oírlo “Esta mujer de Rosario de Santa Fe , fue mi amiga”.
Texto adaptado del poeta y revolucionario cubano José Martí.

Y quiero decir Gracias a la gente, a los ciudadanos, a los santafesinos que en el cuarto oscuro repararon que yo estaba allí en esa Boleta, me hayan o no votado, a los que me dan su afecto y sus críticas, a mi memorable equipo de Cultura, a los que me dieron la oportunidad, a la buena gente de esta tierra a la que no le alcanzó nuestra propuesta, ni mi historia. Gracias por cada sonrisa triste o cómplice. Les entrego mi compromiso certero de seguir trabajando por la cultura y por los niños, ahora aprendiendo a escuchar mejor, a mirar mejor y a decirle a mi corazón que lo que importa es el latido de la gente. No hay intérpretes. Lo colectivo es la “Escuela de todas las cosas”.

Desde el alma,
Chiqui González.