El vicegobernador de la provincia, Carlos Fascendini, y la ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González, participaron este domingo del primer año de vida de “El Alero. Nacer hasta los cien años”, ubicado en barrio Coronel Dorrego de la ciudad capital, junto a más de diez mil personas de todas las edades que se acercaron al espacio comunitario, dependiente del gobierno provincial, a disfrutar de distintas propuestas culturales y artísticas.

El vicegobernador Carlos Fascendini, manifestó que “es una gran satifacción vivir este cumpleaños, porque con El Alero buscábamos la inclusión, la convivencia, y vaya si hay convivencia con la gente que hoy hay aquí; donde se han logrado muchas cosas, donde mucha gente aprendió un oficio, otros aprendieron algún arte”.

“El Alero es una apertura a la esperanza, a la inclusión, una apertura a que todos podamos construir el futuro. Así lo entendemos desde el gobierno provincial a través del Plan Abre y por eso la fuerte inversión de más de 160 millones en este barrio que incluye viviendas, pavimento, desagües, El Alero. Estamos absolutamente convencidos que la cultura y la educación son lo único que nos van a poder hacer iguales y que en el futuro permitirán que todos tengan la posibilidad de incluirse”, concluyó el mandatario.

“Las personas como los edificios y las instituciones cumplen años, y cumplir años es festejar la vida. Haber vivido este año con plenitud, haber tenido tanta gente, haber abierto las puertas a todo el mundo; que acá la gente haya aprendido, haya gozado, se haya enamorado, que hayan estado los niños con sus juegos más hermosos y los jóvenes de Nueva Oportunidad y los colectivos trans, y los cursos de todo lo que a uno se le ocurra; eso merece este festejo”, agregó la funcionaria.

“Lo más hermoso es este patio cuadrado donde uno ve que se mezclan las edades, las necesidades, los sueños, y que fue posible lo que creíamos absolutamente imposible: abrir las puertas de un edificio nuevo, comunitario, y que la gente se apropie”, agregó.

La titular de la cartera cultural dijo que “por eso festejamos el primer año del Alero, un lugar para la creación, para la convivencia para la imaginación, para el juego a todas las edades, un lugar para todos los aprendizajes; un lugar como territorio para todos los vecinos”.

Desde las 15 horas, las fábricas del espacio se convirtieron en las “fábricas de la fiesta” donde el público construyó objetos en distintas materialidades vinculados a los festejos y la explanada del Alero se convirtió en una gran pista de baile, con música de todos los tiempos, bajo un cielo de piñatas. También hubo propuestas especiales en el “Bazar de Todos los Mundos” y en el “Hacer Nacer” que con luz tenue, almohadones y mantas invitó a todos a recordar las canciones de cuna que nos hacían dormir de niños.

También estuvieron presentes el senador por el departamento La Capital, Emilio Jatón; el subsecretario de Plan Abre, Mariano Granato; y el secretario de Desarrollos Culturales, Paulo Ricci, entre otras autoridades.