Seleccionar página

“La generación que inventó otra infancia. Homenaje a Hugo Midón”

Escrito para el área de infancia del Centro Cultural “Kirchner” .

¿Quién sabe por qué pasó? ¿Serán los años 40 en Valentín Alsina (nació el 27 de febrero de 1944)? ¿Será la cercanía de los pibes y del arroyo durante su infancia en San Isidro? ¿Serán los teatros independientes de Agustín, su padre, o las fiestas callejeras de títeres, personajes y música?

Lo cierto es que Hugo Rodolfo Midón comprendió muy pronto en su vida que la celebración teatral era una instancia aglutinante, extracotidiana y única, otro nivel de lo poético donde la existencia estaba más cerca y el espectáculo más lejos de la rutina diaria. Midón se zambulló en la Escuela Municipal de San Isidro y a los 20 años ya cursaba en el Instituto de Teatro de la UBA. En 1967 comenzó como actor con el titiritero Ariel Bufano y con Patricia Stokoe.

Y a esta altura todos podemos intuir lo que pasó: Hugo Midón se convirtió en referente señero de una generación de vanguardia que cambió la cultura argentina y se acercó a las infancias con belleza, pensamiento, dicha, personalidad, palabra y fantasía.

Esa conjunción de infancia de barrio y agua, de lejanía con la Capital, libertad entre pares y década de renovación artística, de búsqueda de lenguajes de cruce, hizo de María Elena Walsh, Hugo Midón, Javier Villafañe, María Fuxs, Ana Itelman, Patricia Stokoe, Ariel Bufano y tantos actores, titiriteros, autores como Graciela Montes, Laura Devetach, Gustavo Roldán y tantos pero tantos talentos un movimiento que redefinió el arte para las infancias en sus aspectos artísticos, ideológicos, sociales y políticos.

Tejieron juntos equipos de trabajo entre músicos, actores, autores, directores, titiriteros, mimos, artistas del Varieté, incorporando iluminadores, escenógrafos de enorme prestigio en el teatro para adultos así como diseñadores como Renata Shussheim, todos creadores de mundos mágicos y extraordinarios.

En este clima de época Hugo Midón se une al compositor Carlos Gianni realizando más de 20 espectáculos teatrales para niñes y fundando el teatro musical para las niñeces y adolescencias. Técnicas circenses y de juglería con una producción de más de 300 canciones.

Estas composiciones les brindaron a las infancias la capacidad de pensar, transitar la cuestión social, los vínculos, las relaciones comunitarias, los derechos de niños y niñas, la oportunidad de imaginar y vivenciar sin límites en montajes, discos, cine y TV.

Serán siempre recordadas las puestas en escena de La vuelta manzana, Huesito Caracú, Vivitos y Coleando, Derechos y Torcidos, Objetos Maravillosos, Hotel Oasis e innumerables y brillantes entregas.

Hugo Midón funda el Centro de Formación Río Plateado, cuyos alumnos son hoy primeras figuras del Teatro musical argentino. La dupla no solo había creado el teatro musical para las infancias, sino contribuido al desarrollo del género en cualquiera de sus formatos.

Nadie sabrá por qué la enfermedad se llevó a Midón siendo tan joven (el 25 de marzo de 2011), pero sabemos que corrió la cultura infantil desde el estereotipo y lo colocó en un espacio ENTRE grandes y chiques. Midón midió un puente sólido e invisible de grandeza para varias generaciones haciendo de lo popular y las vanguardias un hecho artístico indisoluble, reivindicando miradas prismáticas, valores olvidados por el consumo y un equilibrio de crítica y belleza en los actores, vestuarios, movimientos, canciones y ritmos que no olvidaremos jamás y fue semillero de variados movimientos artísticos y constante búsqueda en los lenguajes expresivos.

Midón fue la generación que cambió el espectáculo para niños y niñas, y con ello cambió a las niñas y niños de nuestro país.

Gracias Hugo Midón. Nuestra memoria te abraza, abriga y agradece.

Habilidades

Publicado el

10 abril, 2021